Participación ciudadana y educación ambiental

 

¿Puede la educación ambiental contribuir a una ciudadanía más justa?


 


 

 

El siguiente post es un fragmento de un artículo que escribí para participar en el libro Educar para la participación ciudadana en la enseñanza de las Ciencias Socialesque recoge las experiencias presentadas en el Simposio Internacional de Didáctica de las Ciencias Sociales (23. 2012. Sevilla). 




 




En toda acción participativa existen dos actores fundamentales: el Estado y la ciudadanía. Y para que tenga éxito el proceso participativo ambos deben tomar partido y cumplir con sus responsabilidades. Así pues, el Estado debe crear canales de comunicación bidireccionales que permitan por un lado atender las demandas de la ciudadanía, con objeto de crear políticas bien orientadas, y por otro lado dar a conocer dichas políticas. Esto fomenta la cohesión social y promueve un clima de convivencia y satisfacción de la población. En relación a la ciudadanía, se conoce que un individuo que ha interiorizado una actitud participativa toma conciencia de la responsabilidad de sus acciones y los resultados de ellas, por lo que se involucra en la resolución de los problemas que dichas acciones puedan causar, tanto a nivel local como global. El individuo adquiere un papel activo en su sociedad, entendiendo que no puede delegar todos las responsabilidades en el Estado, lo que no le exime de pedírselos cuando es necesario.

 

 
Promover una acción participativa comunitaria es una tarea ardua ya que la participación social es un proceso complejo e interdependiente que necesita no sólo de estructuras políticas que posibiliten a la ciudadanía involucrarse en la toma de decisiones, sino también de herramientas educativas que den a conocer a la población los problemas que afecten tanto a su entorno como al mundo entero, y que la capacite para posibilitar su intervención en la resolución de dichos problemas. (Pastor, E. 2004).

 
 

En este sentido, con respecto a la ciudadanía, debe promoverse una educación que impulse una participación que va más allá de la mera intervención en la vida pública, pues se hace necesario una educación que prepare para la vida en plural: que atienda a las diferencias culturales, fomentando el respeto y las identidades culturales; que atienda a todos los grupos sociales, favoreciendo la igualdad de oportunidades; que capacite a la comunidad para combatir los problemas que acucian en nuestra sociedad; una educación que propicie la participación, con valores de respeto, tolerancia y compromiso. Y con este objeto, se presenta una herramienta pedagógica cuya filosofía y metodología de acción nos permite trabajar en esta línea: la Educación Ambiental (en adelante, EA)

 

Como herramienta pedagógica para fomentar la participación ciudadana, la EA presenta ventajas con respecto a cualquier otra: por un lado porque permite traspasar las barreras de la Educación Formal, en tanto a público destinatario como a instrumentos de intervención, y por el otro lado porque la propia metodología de acción está basada en fomentar el empoderamiento de la ciudadanía, ayudando a los grupos a adquirir no sólo conocimientos sino competencias que les permitan actuar ante los problemas de su entorno.

 

Pero lo más destacable de la EA a este respecto es que establece una relación interdependiente entre los problemas ecológicos y sociales, posicionándose en la actualidad como una herramienta de acción que ayuda a la ciudadanía a entender esas relaciones complejas. Las acciones participativas no pueden tener éxito si no se interioriza esta cuestión -resulta en vano que se hagan campañas contra el hambre en el mundo sino se detiene el cambio climático que produce la desertificación de amplias extensiones de tierras fértiles- Por ello, deben estar dirigida hacia la resolución de los problemas socioambientales, y coincido con Hernández M.J. (1987) cuando afirma que el medio ambiente debe considerarse como el eje en el que se apoya hoy el cambio social” (Limón, D. 2002).


 

 
Trabajar en base a la complejidad y las relaciones globales sirve de proceso de aprendizaje para el desarrollo humano. Porque trabajar desde un enfoque de problemas socioambientales procura, por un lado, el aprendizaje del individuo a través del análisis de la complejidad de las relaciones que se suscitan entre los problemas del entorno y los sociales. Y por el otro, la cohesión del grupo que trabaja por un fin en común, fomentando la igualdad de oportunidades ya que en la lucha contra los problemas del Medio Ambiente todas las personas son necesarias.

 

 

 
Más allá de una concienciación o de la involucración en la resolución de las problemáticas sociales y ecológicas, con la EA se trasmiten una serie de valores de respeto, empatía y solidaridad que favorecen no solo el compromiso del individuo con su comunidad, sino también un crecimiento personal y una mayor inteligencia emocional. En este caso se va más allá de la mera educación para la participación, se trata de enseñar a ser persona a través del desarrollo de valores morales, valores individuales que, en conjunto, promueven un bienestar humano y social. Entre tales valores se destaca la cooperación y participación del individuo en la comunidad. Y esto es necesario si queremos construir una verdadera sociedad participativa, en este sentido Luis Aranguren Gonzalo (2005) lo explica muy bien en las siguientes líneas: para que exista acción participativa y solidaria es preciso que antes buceemos en un depósito de solidaridad compartida en el que encontremos valores, pasiones y energías que nos ayuden en el camino

 

En conclusión se justifica que la Educación Ambiental - o Educación Socioambiental- permite una ciudadanía más activa y participativa en todos los ámbitos de su vida social, que entiende las relaciones existentes entre los problemas de su entorno y sus acciones, que ha desarrollado unos valores de compromiso y solidaridad que fomentan el deseo de luchar contra dicha problemática y, que por último, conoce las herramientas para pasar a la acción.

 

 

 
Referencias bibliográficas


Para ampliar información recomiendo la siguiente lectura:






Comentarios