La importancia de conocer las expectativas de tus alumn@s


Día 1:



presentación


 





Curso de Animación Sociocultural para educadoras de personas con discapacidad.




En mi primer día ya me quedaron claro dos aspectos, uno, que mis alumnas tenían una idea completamente errónea de lo que significaba la Animación Sociocultural. Y dos, que yo tenía una idea completamente errónea de sus necesidad y expectativas. En mi primer día me di cuenta que debía replantearme toda la estructura del curso de inmediato. 







El primer día en un curso de media o larga duración es crucial para el buen funcionamiento del mismo. Es el momento de trabajar la presentación, tanto de la materia a impartir como de los participantes del curso. No debemos tomarnos a la ligera este paso, que nos permitirá afianzar una relación de confianza con nuestro alumnado.









PRESENTACIÓN DEL CURSO






A lo largo de estos años he detectado que si el grupo conoce la metodología del curso se relaja más y se vuelve más participativo en clase. Conocer el tiempo que se empleará en la teoría y en la práctica, si se puede o no hacer descansos, si se trabajará en grupo o si se puede intervenir en clase, por ejemplo, libera las tensiones y el miedo hacía lo desconocido. Además, es una manera fácil de involucrar al alumnado en las decisiones del curso y establecer una relación de confianza, pues muestra a un docente más accesible y democrático. 


En mi caso, en la presentación les conté la metodología del curso en general. Y lo primero que hacía cada día era contarles lo que trabajaríamos esa misma jornada.




PRESENTACIÓN DEL GRUPO


Ya sabemos que es muy importante que el grupo se conozca para crear desde el primer día una atmósfera de confianza y cooperación. En mi caso, las alumnas se conocían bien entre ellas. Esto puede dificultar un poco la relación con el docente porque ellas comparten una cierta empatía y si a una no le gusta algo del curso rápidamente puede crearse un clímax de incomodidad compartido. Por lo que decidí dedicar el tiempo a presentarme yo, a contarles mis motivaciones y mi experiencia. No se trata de contar tu currículum, sino de abrirte a ellas y ser sincera.


Cuando ya había establecido las bases para una relación de confianza, le pregunté a cada una que expectativas tenían del curso - es importante hacerlo después de presentar el curso, para que sepan que pueden esperar del mismo-. Cada una me contó su experiencia en el trabajo y lo que deseaba aprender en este curso. Lo que más me llamó la atención fue la insatisfacción que sentían porque la mayoría de los cursos que recibían no estaban adaptados a sus necesidades. Todas ellas trabajan con personas con discapacidad intelectual, pero los cursos que reciben se suelen enfocar a otros colectivos. A decir verdad yo tampoco lo tenía adaptado, pues la materia que me indicaron que debía desarrollar no especificaba nada en ese sentido. En muchas ocasiones los formadores nos preguntamos quienes son nuestros alum@s, pero lo que debemos preguntar es ¿para qué quieren este curso nuestros alumn@s?



PRESENTACIÓN DE LA MATERIA






No me gusta dar ponencias, donde el alumno me mira y yo asumo que entiende perfectamente lo que está en mi cabeza. Que por otro lado, a veces no lo entiendo ni yo. Antes de explicar algo me gusta conocer que saben los demás, para saber de donde partir y hacía donde ir. 


Gracias a eso detecté que mis alumnas asociaban la animación sociocultural exclusivamente a juegos y ocio. Tenía una tarea ardua por delante, eliminar sus ideas preconcebidas y demostrar que trabajando la animación sociocultural se mejora la calidad de vida de las personas, es útil como como terapia y técnica de intervención social, se fomenta la cultura y se promueve el desarrollo personal, social e intelectual de las personas.








WebRep



currentVote



noRating

noWeight




Comentarios