Moda ética a precios asequibles (parte I): cambiando el sistema.

Desde que adquirí conciencia de la explotación humana y medioambiental que hay detrás del mundo de la moda, cada vez que tengo que comprarme una prenda de ropa se me encoge un poco el estómago. Por eso desde hace tiempo llevo investigando y buscando las mejores alternativas de moda ética a precios que me pueda permitir. No es fácil encontrarlas y mucho menos que sean asequibles a todos los bolsillos. El dinero, esa es básicamente la razón que me da todo el mundo para seguir comprando en multinacionales con muy poca ética. ¿Cómo se va a competir con una camiseta chulísima de 3 euros? ¿cómo encontraremos pantalones a 10 euros hechos en condiciones laboralmente justas?

Imagen extraída de http://pixabay.com/
Imagen extraída de http://pixabay.com/

Veo que cada día más personas empiezan a sentirse incómodas contribuyendo a un sistema que promueve la explotación laboral, la desigualdad y la injusticia social. Cada día más consumidores eligen comprar en empresas que garantizan la seguridad y calidad de vida de sus trabajadores. Pero como decía antes, el precio de estas prendas suele ser más elevado en comparación con la que nos encontraríamos en una tienda como por ejemplo Zara o Springfield. El segundo problema que he detectado es el desconocimiento, ¿dónde encontrar dichas alternativas? ¿tengo acceso a estas empresas en mi ciudad?

Existen alternativas viables, pero debemos aprender a gestionarlas. Aprender a comprar es un proceso que lleva tiempo, como si de una empresa se tratara has de buscar los proveedores que más te convengan, comparar los productos y elegir los más adecuados. Mi objetivo es compartir en una serie de artículos todo lo que he ido descubriendo en este campo: alternativas de consumo textil, empresas y marcas de ropa que ofrecen opciones más éticas, movimientos sociales opciones para intercambiar ropa, aprender a coser, etc.

Que nadie se lleve a engaño, el primer paso para cambiar el sistema es el cambio de mentalidad. La principal alternativa por la que se debe optar es la de aprender a consumir. Vivimos en una sociedad impulsiva, en lo que a consumo respecta, donde al pasear por la calle los escaparates te van llamando con sus prendas de colores a precios irrisorios. No se trata de dejar de comprar, de dejar de tener ropa bonita. Se trata de elegir, de volver a ser dueños de nuestras decisiones a la hora de comprar. Tener ropa de mejor calidad, no dejar prendas en el fondo del armario que nunca nos pondremos, buscar nuestro propio estilo y no llevar todos las misma camiseta, pero sobre todo, sobre todo saber que no estamos contribuyendo a la esclavitud del S. XXI.

2 thoughts on “Moda ética a precios asequibles (parte I): cambiando el sistema.”

  1. Hola ! Muy interesante todo esto me encanta que tomemos conciencia y aprendamos! Yo como también estoy aprendiendo me he propuesto comprar con conciencia y me sucedió que compré en erre de raso una chaqueta y una camiseta, y ninguna de las dos tiene la etiqueta interior que diga made in …… y me preocupa p si no es así quiero devolverla,pero no encuentro información en internet, alguien sabe si esta marca es realmente ética?

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other